PDF Imprimir E-mail

CERTIFICADO DE GARANTIA

ICAM S. A.
Nit. 811 039 035-9


ICAM S. A. ofrece una garantía al comprador original de sus productos que presente la factura de compra, dentro de las siguientes condiciones:
  1. Para sus productos comercializados, 2 años de garantía por defectos de fabricación o fallas de operación derivadas de dichos defectos, contados a partir de la fecha de la factura de compra.

  2. La cobertura de La Garantía se extiende exclusivamente sobre el producto principal; los accesorios como chapas, herrajes, rieles o cualquier otro artículo no mencionado expresamente en la factura, estarán garantizados por un (1) año; adicionalmente, no serán reconocidos faltantes por accesorios o daños físicos una vez La Mercancía haya sido recibida por El Cliente, por ello será responsabilidad de El Cliente su exhaustiva revisión al momento del despacho.

  3. Si La Mercancía presentara defecto de fabricación y/o falla de operación, manteniéndose dentro de los límites y condiciones establecidos en El Certificado, ésta podrá ser reparada o sustituida por otra nueva o reacondicionada de características equivalentes sin costo para El Cliente, siempre que la falla se produzca dentro de un uso normal del mismo y que no hayan intervenido factores ajenos que pudieran perjudicar a juicio de ICAM S. A. su buen funcionamiento. De no ser posible, ICAM S. A., realizará Nota de Crédito a favor de El Cliente pudiendo aplicar las deducciones que estime prudente en atención a las condiciones generales en las que La Mercancía fue presentada en reclamo de Garantía, para tal fin ICAM S. A., se reserva el derecho de seleccionar la opción y/o condiciones más convenientes de reemplazo o generar Nota de Crédito.

  4. Durante la vigencia de la garantía los gastos de traslado, los asumirá el cliente.

  5. ICAM S. A., dará cumplimiento a las solicitudes de reparación en un plazo no mayor a 30 días contados a partir de la fecha de entrada en su planta de producción.

  6. La presente garantía no ampara defectos originados por:

    a) El desgaste normal de su uso
    b) Falta de mantenimiento
    c) Cargas para las que no está diseñado el producto y/o sus componentes
    d) Modificaciones en cualquier componente del producto
    e) Deficiencias en la instalación del domicilio del usuario.
    f) Inundaciones, incendios, terremotos, tormentas eléctricas, golpes o accidentes de cualquier naturaleza.
    g) Instalación y uso no conforme a lo especificado.
    h) Almacenamiento inapropiado.
    i) Daños originados por el transporte ajeno al de ICAM S. A.
    j) Defectos ocasionados por productos de limpieza y todo tipo de defecto estético tales como rayaduras, roturas o deterioro de las superficies expuestas. Mano de obra o materiales que sean necesarios para la instalación de esta unidad.

  7. Es indispensable que al momento de recibir los productos se verifique su estado y empaque, y cualquier inconsistencia sea registrada en la remisión del transportador. Estos reclamos, deben ser reportados máximo 6 días después de haberse recibido la mercancía.

  8. En el caso que para reparar los productos fuera necesario la colocación de andamios, o algún otro elemento, los gastos correrán por cuenta y cargo del usuario.

  9. La presente garantía dejará de tener validez cuando:

    a. Personas no autorizadas por ICAM S.A. hayan revisado o reparado el producto, cambiado alguna de sus partes o modificado el diseño original.
    b. Se hubieran dañado, alterado o retirado del producto, las identificaciones que este posee.

  10. Reclamación de los derechos de Garantía:

    a) Es requisito para hacer efectivo el reclamo de Garantía, la entrega de La Mercancía sin daños visibles o cualquier accesorio incluido para el momento de la venta, de no cumplirse alguno de estos requisitos La Empresa se reserva el derecho de negar La Garantía o aplicar las deducciones a que hubiere lugar.
    b) ICAM S. A. se reserva el derecho de suministro de un modelo diferente de producto para atender las reclamaciones aceptadas de garantía, en concepto de sustitución, en caso de que el producto original hubiera dejado de fabricarse. Todos los productos reemplazados serán propiedad de ICAM S. A.
    c) Si en razón de Las Garantías aquí especificadas ICAM S. A. realizara reemplazo de La Mercancía defectuosa, ésta se reserva el derecho de retener La Mercancía dañada en plena propiedad. Cualquier Mercancía en sustitución sólo estará garantizada por el tiempo restante por transcurrir en relación al periodo original de garantía.
    d) En ningún caso El Cliente podrá reclamar a La Empresa por perjuicios directos o indirectos, lucro cesante, ni daños morales o pecuniarios de cualquier índole, por desastres naturales sufridos por La Mercancía pues la responsabilidad de la Empresa sólo se limita a reponer a El Cliente en los términos establecidos en El Certificado.

  11. ICAM S. A. no se responsabiliza por daños y/o deterioros que eventualmente se puedan ocasionar a terceros, durante su recolecta, almacenaje, transporte, entrega y/o manipulación general.
  12. Queda excluido cualquier otro derecho de garantía que no se encuentre mencionado expresamente en el presente certificado.

  13. Entrada en vigor, aplicación y validez del Certificado:

    El presente Certificado de Garantía está vigente desde la fecha indicada de su 1ª edición (septiembre 2008) y será aplicable a todos los productos Marca ICAM S. A. fabricados a partir de dicha fecha, permaneciendo válido hasta su cambio de Edición, el cual será comunicado por escrito con la suficiente antelación.

USO Y MANTENIMIENTO


PRODUCTOS PARA EXTERIORES

La mejor medida que se puede tomar para que el mobiliario de exteriores tenga el mejor aspecto posible es guardarlo bajo techo, sobretodo cuando llueve o el tiempo es húmedo y ventoso.

Los cambios climáticos producen dilataciones y contracciones. El agua, provoca hinchamientos y resquebrajamientos; es importante secar muy bien los productos después de haber recibido aguas lluvias. Estos efectos del exterior, se superponen en su intensidad y periodicidad y degradan los materiales si no se ofrece un mantenimiento periódico y se evita su exposición extrema a los mismos.
  • Herrajes en aluminio: los productos fabricados en aluminio se deben limpiar con jabón suave y paño húmedo y secar muy bien, pues los residuos de agua generan manchas en el producto.
El aluminio no presenta problemas de corrosión, pero el envejecimiento del producto puede generar opacidad o cambios de coloración.

Los bronceadores, el sudor humano, las emanaciones de los automóviles y las salpicaduras de agua pueden carcomer el acabado en los muebles de aluminio. Para asegurarles larga vida, límpielos mínimo dos veces al mes con una solución de detergente para vajilla suave y agua templada.
  • Herrajes y superficies en acero: se debe realizar mantenimiento periódico, que consiste en lavado con agua y jabón neutro (no abrasivo). Tener en cuenta que se debe sacar bien el jabón y luego se procede a secar con un paño suave. Es recomendable tener presente que para superficies satinadas sobre las que se ha depositado polvo, el movimiento de lavado debe ser paralelo a la dirección del satinado , evitando así el rayado de la superficie.
Se debe evitar el uso de compuestos que liberen iones, cloro, ácido clorhídrico o soluciones que contengan estos elementos, porque ataca seriamente el acero inoxidable.

PRODUCTOS PARA INTERIORES

La exposición directa y continua al sol y la humedad, deteriora los productos, nunca aplique agua directa sobre las piezas.
  • Plásticos: limpie con un paño húmedo, sólo use jabones suaves, no utilice solventes ni paños abrasivos.

  • Elementos metálicos con pintura electrostática: resistentes al alcohol, gasolina y detergentes. Limpie con un paño húmedo y jabones suaves.
Para piezas cromadas puede usar paño humedecido con alcohol y aplicarle cera para obtener brillo. No utilice esponjillas, brilla metales, ni telas abrasivas.
  • Superficies en melanina y laminados en alta presión: resistentes al café, salsas y grasas. Limpie con un paño húmedo y jabón suave.

  • Revise periódicamente los niveladores, las rodachinas y retire los elementos extraños que se encuentren en éstos.

  • Las chapas de los cajones auxiliares y de los archivadores, deben girarse totalmente; al dejarse entre abiertas, se corre el riesgo que los seguros se bloqueen.